SUDAR PARA PERDER PESO, ¿FUNCIONA?

SUDAR PARA PERDER PESO, ¿FUNCIONA?

julio 21, 2018 0 Comentarios

Si crees que sudar es sinónimo de adelgazar, estás en un grave error. Muchos tienen ese concepto equivocado, guiados por los comerciales que indican que usar una faja te hará sudar y adelgazar, o por consejos de otros inexpertos que consideran que entre más sudas, más peso estás perdiendo. Hoy te contaremos qué es cierto para que no dures más tiempo en tu caminadora o hagas el doble de ejercicio para terminar bañado en sudor.

Sucede que en ocasiones algunas personas entrenan más en un ejercicio aeróbico específico, solo porque sienten que cuando lo realizan sudan mucho más que con otro y esto lo relacionan con quemar grasa. Hay hábitos aún más peligrosos, como aquel que no se hidrata para no engordarse durante el ejercicio. Lo mas cierto es que todo lo anterior es falso, y nada tiene que ver con subir o bajar de peso; tú sudas debido al esfuerzo físico del entrenamiento, y pierdes peso debido a ese esfuerzo y no porque la grasa se vaya mediante el sudor.

Sudar es la forma en que se limpia el cuerpo de toxinas; el sudor es agua y contiene minerales, ácido láctico, urea, amoniaco y azúcar. El cuerpo regula la temperatura mientras hace ejercicio, evitando que se sobrecaliente, es decir, sudar es solo perder agua, no adelgazar. Por ello tienes que hidratarte permanentemente antes, durante y después de entrenar.

Algunos elementos como fajas, te ayudan a reducir medidas y a sudar en la zona que hace presión, sin embargo, no adelgazas; de igual forma, no es lo mismo sudar en el sauna que en un ejercicio, en donde usas tu energía que se genera consumiendo la grasa corporal.

Por tal razón, no todos sudan igual; todo depende de la temperatura, del tipo de ropa y de la contextura física. Por otro lado, sudar en exceso no es bueno, pues puede ser señal de alguna falla en el sistema termo-regulador, deficiencia de minerales, menor rendimiento físico, deshidratación o calambres y mareos.

Ahora que has aclarado el significado de sudar, sigue un entrenamiento sin excesos, hidrátate todo el día y lleva una vida sana. No creas en soluciones fáciles y mágicas, recuerda que la pérdida de peso es gradual a lo que entrenes y comas.