4 FORMAS DE DETENER LOS CALAMBRES EN LAS PIERNAS POR LA NOCHE

4 FORMAS DE DETENER LOS CALAMBRES EN LAS PIERNAS POR LA NOCHE

abril 18, 2018 0 Comentarios

Para muchos es común sentir espasmos repentinos o tensión en los músculos de la pantorrilla, en el muslo o en el pie durante la noche; esta rigidez suele suceder justo cuando te estás quedando dormido o cuando te estás despertando, y aunque dura solo unos segundos, no es nada placentera. Si aún no sabes por qué te dan calambres nocturnos, ten en cuenta esta lista de posibles situaciones para que descubras cuál podría ser tu caso.

1. Haces demasiado ejercicio o usas en exceso los músculos sin estirar o calentar de la manera adecuada.

 

2. Llevas una vida sedentaria en la cual estás de pie o sentado en el mismo sitio durante mucho tiempo.

 

3. Te falta potasio, calcio y otros minerales en sangre.

 

4. No te hidratas lo suficiente durante el día.

 

5. Tomas medicamentos tales como píldoras anticonceptivas, esteroides o diuréticos.

 

6. Tienes pies planos o alguna enfermedad tiroidea.

 

¿Cómo detenerlos?

- Intenta moverte un poco más. Camina, baja y sube escaleras; levántate un poco más de tu lugar de trabajo y mueve las piernas con ejercicios de estiramiento que te ayuden a la circulación de la sangre.

- Estira los músculos de la pantorrilla, mientras estás sentado. Estira la pierna y flexiona el pie para arriba y hacia la rodilla. Puedes poner también una toalla enrollada debajo del antepié y mientras sostienes la toalla, tírala suavemente hacia ti.

- Estira los músculos de la pantorrilla, mientras estás de pie. Párate a unos centímetros de una pared, inclínate hacia delante contra ella y mantén la rodilla de la pierna afectada estirada y el talón en el suelo. Realízalo mientras doblas la rodilla de la otra pierna.

- Toma una ducha caliente o baño tibio, o por el contrario, usa compresas de hielo.

 

 

 

Una de las mejores formas de prevenirlos, es bebiendo abundante líquido durante el día, tener hábitos sanos en cuanto a la alimentación y el ejercicio. 

La bici estática es una excelente opción para acondicionar y estirar los músculos, así como caminar y practicar el running.