¡CAMBIA TU CUERPO Y ORDENA TU MENTE CORRIENDO LARGAS DISTANCIAS!

¡CAMBIA TU CUERPO Y ORDENA TU MENTE CORRIENDO LARGAS DISTANCIAS!

abril 18, 2018 0 Comentarios

Mucho hemos hablado del running y de la aceptación que ha tenido entre hombres y mujeres en los últimos años, justamente debido a la flexibilidad de tiempo y espacio que ofrece a los corredores. 

Cuando lo practicas con frecuencia, es lógico que vayas aumentando gradualmente la distancia porque tu rendimiento es cada vez mayor.

 

En esta oportunidad queremos numerarte las ventajas que obtienes a nivel mental y físico cuando comienzas a realizar largos recorridos en donde el reto se vuelve cada vez más fuerte, pero que con tu constancia y dedicación, terminas lográndolo.

1. Organización: Con el día a día, el trabajo, la familia y los roles de padres, tiendes a volverte desorganizado con el paso de los años; cuando te pones como meta una carrera de larga distancia, debes aprender a organizar cada cosa de tu hogar y de tu agenda para que puedas contar con el tiempo necesario de entrenar como debe ser. Recuerda que no solo se trata de correr, sino de realizar entrenamiento de fuerza. Para todo ello, la organización siempre será importante.

 

2. Superación: Cuando tienes como meta una carrera larga, sabes que el progreso está en el éxito, por lo tanto, cada entrenamiento logrado te incentiva a ser mejor, a lograr nuevas marcas, a avanzar en tu vida y entorno, aunque sea duro.

 

3. Fortaleza mental: Todo corredor que parte entrenando para una larga carrera, verá como al principio es demasiado difícil, pero con el tiempo aprenderá técnicas mentales que le ayudan a hacerse fuerte ante las adversidades.

 

4. Resistencia: Las mujeres tienen mayor proporción de fibras musculares de contracción lenta y eso les ayuda a correr por más tiempo. De esta forma, desarrollan su capacidad de resistencia.

 

5. Ritmo: Logras mantener y encontrar tu ritmo al recorrer las largas distancias, reconociendo tus propias capacidades físicas.

 

6. Paciencia: Al ser pruebas tan largas, entrenas también la paciencia y la fatiga mental. Adaptas tu mente a asimilar el tiempo que corres y a soportar el esfuerzo hasta que llegues a tu meta.

 

7. Peso: Las carreras largas consumen muchas calorías y cada gramo de más cuenta y hay que transportarlo durante muchos kilómetros en una prueba. Qué mejor que ir con el peso adecuado y mantenerte a la raya durante los largos entrenamientos.