CÓMO LIDIAR CON LA ANSIEDAD EN EL GIMNASIO

CÓMO LIDIAR CON LA ANSIEDAD EN EL GIMNASIO

julio 02, 2019 0 Comentarios

Aunque el ejercicio es un excelente tratamiento contra la ansiedad, paradójicamente se ha incrementado esta sensación de presión y angustia en el gimnasio, no solo en principiantes sino en quienes llevan buen tiempo entrenando. ¿A qué se debe? ¿Es normal abrumarse?

La Ansiedad Social.

Se ha incrementado en los últimos años una sensación conocida como ansiedad social, en la que te enfrentas a una incomodidad emocional, miedo, angustia, tensión o preocupación por una situación en la que debes interactuar con otras personas y en la que te puedes llegar a sentir evaluado o juzgado por ellas. En  el caso del fitness, suele sucederle en un alto porcentaje a quienes deciden iniciar por primera vez en un gimnasio, pero también le pasa a quienes llevan tiempo ejercitándose, pero de repente se enfrentan a un nuevo tipo de entrenamiento, como el CrossFit.

Ansiedad

Por lo general, esta sensación se da cuando llegas al  gimnasio y observas a tu alrededor las máquinas y a otros quizá más experimentados que tú, y sientes que puedes hacerlo mal, aunque al final tengas todas las capacidades para hacerlo de forma correcta. Puedes sentir frustración al punto de llegar a abandonar el entrenamiento, por ello, más que decirte que suele ser normal, es contarte que puedes darle solución y arrancar tu entrenamiento con todo el éxito posible. Sigue estos consejos, y lo lograrás.

  • Ten la Mente Abierta. Desde el mismo momento en que entras al gimnasio recuerda que aunque observes personas con cuerpos más torneados que el tuyo, en algún momento estuvieron en tu misma posición; ten presente que como en cualquier lugar, encontrarás personas amables, malhumoradas, egocéntricas, sencillas, y con cientos de cualidades y defectos. Solo tómate el tiempo para conocerlas, y más que eso, aprende la técnica de los ejercicios y esto te hará sentir más confiado y con menor ansiedad.

Mente abierta

  • Trabaja con un Entrenador. Asegúrate de que estás realizando bien el ejercicio y que sigues a un instructor que sabe a ciencia cierta lo que tú necesitas. No te distraigas pensando en qué dirán o en entrenar a la velocidad del otro. Enfócate solo en ti, en tu rendimiento y en la orientación que recibas de él.

Entrenador

  • ¿Y si entrenas con un Amigo? Revisa si es posible coincidir con un amigo que te haga sentir más confiado y seguro dentro del gimnasio. Siempre existen más posibilidades de no desertar, cuando tienes un amigo contigo en los entrenamientos.

Amigo gym

  • Alcanza tus Objetivos. Si en realidad deseas mejorar físicamente, la ansiedad será algo mínimo que poco a poco desaparecerá. Recuerda que cuando comiences a notar los cambios, te sentirás más cómodo y nada te abrumara.

Objetivos

  • Ve al gimnasio Gradualmente. Comienza yendo dos veces a la semana y cada vez aumenta los días y tiempo en el gimnasio. Esta es una buena forma de ir perdiendo el miedo y aumentando la confianza en ti. Puedes comenzar solo con 30 minutos, pero cuando la ansiedad vaya desapareciendo, de seguro no querrás salir de allí.
  • Ve al Gimnasio en horas poco concurridas. Esto te ayudará a acabar con la ansiedad, ya que en algunos momentos del día, el gimnasio está más libre; muy temprano en la mañana, a la mitad de la tarde o tarde en la noche.
  • Música! Aunque en ocasiones suele distraer, en este caso será un aliado que te ayudará a concentrarte y mantenerte motivado. Ponte los audífonos y solo concéntrate en ti, en la técnica y en tu ritmo,  lo demás, no importa.

Musica

  • ¡Nadie va a Juzgarte! Aunque sientas que te están mirando para criticarte, recuerda que todos están allí para mejorar su salud y apariencia física. Repitete esto y verás que la ansiedad baja cada día más.
  • Inscríbete en clase grupal pequeña. Es posible que cuando entrenas individualmente, surja mayor nerviosismo que si te animas a tomar una clase grupal de yoga, aeróbicos, bailoterapia, spinning, entre otras. Cuando entrenas de forma grupal, sin darte cuenta, entablas pequeñas conversaciones y de seguro te sentirás más cómodo.

Clase grupal

  • Técnicas de Respiración. Respirar de forma profunda ayuda a que la ansiedad se aleje. Inhala profundamente por la nariz, muy lento; aguanta la respiración hasta la cuenta de 10. Exhala por la boca y espera unos segundos para volver a inhalar. Esta técnica es muy útil y podrás ver resultados pronto. Las clases de Yoga también serán de gran ayuda.

Si has sufrido de ansiedad en el gimnasio, cuéntanos tu experiencia y cómo le diste solución. Esperamos estos consejos sean de gran utilidad para ti,  para algún amigo o conocido que esté pasando por esta situación.